Visión

Dios nos dio autoridad y dominio propio sobre nuestra vida. Necesitamos una generación de hombres sin miedo a predicar el evangelio. Dios se a movido grandemente en nuestras vidas y es nuestra meta que a través de nuestro testimonio conozcas a Jesús y lo que el puede hacer por ti.


Salmos 71:18 – Y aún en la vejez y las canas, no me desampares, oh Dios, hasta que anuncie tu poder a esta generación, tu poderío a todos los que han de venir.